Esta web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario y para recopilar información estadística sobre tu navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. OK | Más información
Agora

Actualidad Àgora

La regla de la prorrata es un sistema de ajuste que afecta a aquellos autónomos o sociedades que, en el ejercicio de su actividad realizan operaciones sujetas y operaciones exentas de IVA. Es la proporción entre las operaciones que dan derecho a deducir el impuesto, en comparación al volumen total de las operaciones realizadas en el ejercicio fiscal correspondiente.

Existen dos formas de aplicación de la regla de la prorrata: la prorrata general y la prorrata especial.

En la prorrata general, se aplica un porcentaje entre las operaciones sujetas y el total de operaciones, esto determinará la cantidad del impuesto soportado que se podrá deducir.

En la prorrata especial, se clasifica el IVA soportado en tres grupos:

  • El IVA soportado de actividades que dan derecho a deducción (deducible).
  • El IVA soportado de actividades que no dan derecho a deducción (no deducible).
  • El IVA soportado de actividades comunes (aplicación de la prorrata general).

La aplicación de la prorrata especial se efectuará, una vez aprobada por la Administración, a solicitud del contribuyente o bien cuando la cuantía del impuesto soportado deducido, una vez aplicada la prorrata general, no exceda del 10% de la que hubiese resultado al aplicar la prorrata especial.